7 principios fundamentales de la información corporativa en Internet.

Foto de http://www.flickr.com/photos/aymlis/

Este artículo fue tomado y adaptado del excelente libro de Richard Saul Wurman “Angustia informativa”, un clásico que planteó las reglas del juego de la arquitectura de la información. Además Wurman es el creador de las famosas conferencias TED que están transformando la forma como entendemos la información, la innovación y el conocimiento.

Para una empresa, estar en la red significa generar información lo quiera o no (no toda la información es necesariamente artículos; ofertas, videos, audio, enlaces, fotos, listas también son información que debe ser generada) Eso, si, no cualquier información.

Estos 7 principios le evitarán errores de principiantes.

1. La información no es suficiente
Aunque es cierto el viejo adagio de Internet de que el contenido es el rey, de nada sirve lanzar montañas de información a su mercado, sin un propósito específico (y que sea revisado periódicamente) La mayoría será desperdiciada. Por otro lado, tampoco se puede ser ávaro en la generación de información: Un negocio en Internet es más que una tarjeta de presentación amplificada.

¿Tiene objetivos claros en la creación de contenidos? ¿Cómo se relacionan con los objetivos de mercadeo y ventas?

2. Organizar la información es tan importante como crearla
Con tanta información a la que tenemos acceso, encontrar, seleccionar, reducir, organizar o imprimir la información puede ser un gran valor agregado que dé su empresa a su mercado.

¿Cómo puede adaptar la información que ya genera y recibe diariamente para entregarla como un valor agregado a su clientes?

3. El mercado es el mundo
Este es el principio básico de los negocios electrónicos, aunque muchas veces es malentendido. Una sucursal virtual es un local abierto las 24 horas al día, en todos los países y ciudades del mundo. Con un sólo click alguien interesado en sus productos en otro continente puede recibirlos en su casa. El problema es que normalmente sólo hay una oportunidad para hacer una primera buena impresión. Luego el posible cliente se va otra de las miles de ofertas en la red.

¿Tiene conciencia del alcance global de su negocio en Internet? ¿Cómo se está preparando?

4. Menos información, más integración
Cuando Wurman escribió su libro en el 2000 no sabía la necesidad de integración que iban a crear los medios y redes sociales. Ahora las compañías tienen la capacidad de tener cientos de presencias en la red que requieren sincronizarse entre ellas y con la información que se transporta en el mundo de ladrillo. Es fácil perder el rumbo y creer que “más es mejor”. La pregunta es

¿Tienen sus comunicaciones, desde un punto de vista conceptual, una coherencia que el consumidor puede comprender? ¿Esta contando una sola historia sólida sobre lo que hace?

5. Puedes ser tan grande como quieras
¿Cuánto vale comprar un local en la mejor ubicación de la red? Por supuesto esta pregunta no tiene sentido. Si satisfaces una necesidad específica, si resuelves de forma fácil y rápida un problema de mucha gente, te encontrarán.

En principio un video tomado con un celular por un adolescente puede ser más visto en You Tube que un comercial de automóviles que costó millones.

¿Malas noticias para el comercial de automóviles? No necesariamente. Después de creado para la televisión,  se aumenta su difusión a través de medios sociales a un costo marginal de cero. A grandes rasgos todos estamos compitiendo en el mismo mercado de atención.

¿Está proyectando una imagen tan imponente como podría ser? No se trata de engañar al consumidor, pero la red da muchas ventajas frente a una presencia real en un local.

6. El cómo es más importante que el qué
En las ventas por Internet, dos factores se combinan para obligarnos a tener mucho cuidado con la experiencia de usuario: Todo el proceso, desde conocer el producto hasta cargar la tarjeta de crédito, se hace en nuestra página; y segundo, si nuestro sitio no despierta confianza inmediata o el proceso es confuso, cambiar de tienda está a un click de distancia. No es como tener que seguir yendo a la tienda de la esquina, pase lo que pase, porque es la más cercana.

Seth Godin nos recuerda que un buen modelo de negocios no se basa en una idea o producto brillante (el qué) sino en un método que haga funcionar toda la cadena (el cómo): “Un modelo de negocios es una máquina, un método, un plan para extraer dinero de un sistema.”

¿Cómo es la experiencia de usuario de los compradores en su sitio web? ¿Es fácil y seguro comprar o contactarlo? ¿Cómo es diferente a otros sitios?

7. La red no es la solución a todos los problemas

Cuando se descubre el mundo de los negocios electrónicos y lo factible que es hacerlo entrar en él, es fácil dejarse llevar por el entusiasmo. Pero la verdad es que todavía hay muchas cosas que es mejor resolverlas con un teléfono o personalmente. Lo que quiero decir es que todavía no despida todo su equipo de ventas, cierre los locales y dependa tan sólo de un portátil con conexión a Internet.

¿Agregarías algún otro principio?

Imágen gracias a aymlis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>