Del Neuromarketing a las emociones: ¿qué puede enseñar la ciencia a las marcas?

El neuromarketing abre un nuevo horizonte dentro de la investigación de mercados, trabajando principalmente con las imágenes, las emociones y el inconsciente. Es una disciplina que estudia las reacciones del cerebro frente a los estímulos provocados por la publicidad y otras acciones de comunicación. Para obtener estos resultados utiliza diversos métodos, tales como la medición de la actividad cerebral mediante sensores biométricos: encefalograma y resonancia magnética funcional; la descodificación facial, eye tracking, análisis de voz o la respuesta galvánica de la piel. Los resultados obtenidos sirven para conseguir que las marcas se adapten a los gustos y preferencias de los usuarios, a quienes podrán seducir si muestran su lado más humano.

Sin embargo, existen aspectos o factores importantes que son determinantes a la hora de influir sobre las decisiones de los consumidores, y sin duda, todos ellos relacionados con las propias emociones que pueden ser generadas en la mente del consumidor. Las marcas tienen pues, el gran reto de crear vínculos, percepciones y emociones que puedan resultar determinantes ante estas elecciones y la fidelidad de los consumidores hacia las marcas.

Humanización, las marcas han de tener sentimientos. El 80% de las decisiones de compra se toma de forma inconsciente. Es un dato apabullante que nos empuja a huir de lo excesivamente racional en favor del valor emocional. Humaniza tu marca, dótala de la capacidad de sentir, muestra sus sentimientos en sus acciones comunicativas; en definitiva, apela a la fibra sensible de los usuarios.

Aporta un valor diferencial. El consumidor sólo se fijará en tu marca si es distinta de la competencia; si destaca del resto con sus acciones y su modo de darse a conocer. Ha de tener personalidad propia y comportarse adoptando una postura que la haga ser única.

Conecta con los usuarios. La empatía es clave para ganarse el favor del público. Si sabes engancharles, crear un vínculo en tu favor, hacer que nazca ese feeling que se siente cuando alguien te cae bien; se generará una actitud positiva hacia tu marca, que de modo inconsciente activará una alerta en el cerebro que hará que la decisión de compra se decante sobre tu producto.

Cercanía de la marca hacia los usuarios. El valor del tú en la comunicación, demostrar preocupación hacia el destinatario. Personaliza la comunicación de tal modo que no hable de las bondades del producto, sino que muestre las ventajas para el cliente. No le digas qué tiene de bueno el producto, dile qué le va a aportar a él tener el producto, cómo se va a sentir.

Fidelización. la actitud positiva hacia tu marca provocará la reacción, en este caso llevar a cabo el proceso de compra o contratación del servicio ofertado. Si la experiencia es satisfactoria, reforzará la predisposición hacia la marca, lo que provocará que se repita al respuesta por parte del usuario, dando paso a la fidelización de la marca. Los usuarios tienden a repetir marca, por comodidad, costumbre, o pereza de buscar nuevas opciones. Refuerza el vínculo ya creado con la marca y te será siempre fiel.

Se trata de un campo que contempla un nuevo mundo de posibilidades, basadas en la emoción. Un mundo donde sin la emoción no podremos llamar la atención, hacer saltar la chispa en el cerebro de nuestro destinatario; si no captamos su atención, será imposible que retenga en la mente nuestro mensaje, e irremediablemente, lo que no se recuerda, es como si no hubiera sucedido. ¿Qué piensas de esta ciencia para conocer un poco más sobre el subconsciente humano? ¿lo has aplicado a tu estrategia de comunicación?

Tomado de Puromarketing.com

IMPORTANTE:

  • Diplomado de Marketing en Internet desde marzo 30 a junio 6 toda la info AQUÍ
  • Diplomado Community Manager y Comunicación 2.0. de Junio 8 a Septiembre 14  toda la info AQUÍ
  • Conozca nuestra agenda académica del 2012 AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>